Difícil resulta escribir
cuando las palabras se clavan al pensamiento,
cuando son dueñas del silencio,
cuando crean falsos profetas.

Me cuelgo de ellas,
intento desgarrarlas,
animarlas,
seducirlas.

Cada intento mina mi fuerza,
crea ansiedades,
finca tinieblas.

Difícil resulta escribir
cuando la tinta en mi pluma…
reclama mi vida.

Anuncios