Buscar

TRAVESÍA

¡Relatos del tiempo!

mes

febrero 2016

Insomnio.

De la mano de una eterna pluma,

de una ansiosa hoja de papel…

te leo.

 

Del otro lado,

tus fantasmas se apoderan de tus pensamientos,          FR_20160229_112943_104883073

mi, tu insomnio

nos conecta por necesidad.

Despierta los sentidos.

Nos atrapa en un juego recalcitrante,

convexo,

ruidoso,

letal.

Nos dejamos llevar,

la tristeza nos seduce,

se estrella en el pecho,

derrota cualquier indicio de razón.

 

 

Sólo nos permite escribir detrás de un celular.

Anuncios

¿Qué sigue?

Lo que sigue,

no es más que una divagación por el entorno atemporal de una reflexión sin sentido aparente

u oponente.

Es un receso convencional,

ya en el umbral típico del anochecer

junto a los ácidos recovecos

de una eterna historia,

recargada en el mojado tejado

de una casa sin paredes,FR_20160219_095502_-1189490698

ni fantasmas.

Construida con silencios:

algunos azules,

otros violetas,

con la sangre de dioses impermanentes,

parciales,

sin pudor,

ni necesidades.

Lo que sigue es la resaca de un pensamiento

moderno,

atemorizado,

mal cogido,

enamorado.

“POR EL NUESTRO COMPROMISO CON LA POESÍA”

Así la dedicatoria en el poemario Mi cuerpo germina temblor en tus labios de Juan Galván Paulin. Con ese título el compromiso con la poesía, con la sublimación de nuestra lengua.

Germinar y temblar con un beso, es lo que el poeta, de primera mano, nos describe. Cuántas veces nuestro cuerpo no ha vivido esa sensación, cuántas otras no podemos explicarlo con palabras, aquí Juan lo logra.

Nos lleva por la soledad de un cuarto de hotel, donde la reflexión sobre la vida, el amor y la esperanza en un mañana acompañado de la silueta del ser amado; se desborda. Descubre una ciudad bajo la lluvia, que abraza y reconforta con ternura. El paseo de la Reforma cambia sus grises, por los de un lugar de encuentro, de pasión.  FR_20160210_115000_-738347317

Ella, él, son las voces del pasado, del olvido: son el insomnio, el abismo, la separación, el amor. Cada poema describe estas hazañas para ponerlas al descubierto. Juan se atreve a desmenuzar el más oscuro y hermoso sentimiento humano y a desafiar la poesía canónica, sin terminar en lo visceral.

Sus versos se alejan de las puntuaciones, en su lugar, silencios, cesuras medievales que mezclan aquel tiempo y el moderno, junto a la musicalidad de Almost blues de Elvis Costello, quien acompaña al poeta en sus pensamientos.

 

 

Lo que sigue es el compromiso sellado en un abrazo de dos generaciones renuentes… rebeldes.

Evil.

Miércoles de ceniza.

La puñeta. Cinco integrantes, tributo a Pixies.

 

Así comenzó la noche. Medio litro de chela en tarro escarchado y una hamburguesa insípida. En el escenario una batería que rompió el silencio, estruendosa, enérgica, con ánimo de convertir tonos azules en rojos. Un bajo, serio, dedicado a ejecutar sólo la rola, le faltó alma. En la voz virtuosismo y sensualidad. Lástima que no duró mucho, el mezcal no funcionó. Ella tuvo que claudicar en varias ocasiones.

La selección de rolas fue un viaje desde lo más conocido hasta lo más oscuro de la banda coveriada. La puñeta logró conectar con algunos asistentes, no éramos muchos. Una hora de sublimación para los fans, para otros no tanto. Sorbíamos traguitos chela. Esperábamos algo que nos desprendiera de la apatía y el agobio laboral.

Silencio.

En minutos los músicos se transformaron en el staff, el escenario entonces fue sólo un esqueleto. Entre la penumbra, sombras colocando mesas, computadora y mezcladoras. Al mando de éstas dos tipos con gafas oscuras. ¿Será que pueden ver en medio de la oscuridad del lugar o sólo es parte de su vestuario?

La compu soltó sonidos. Los de lentes mezclaron volúmenes: agudos, bajos, graves y esas ondas. Luego de varios clicks, música. Ecléctica para mi gusto, bueno, los de lentes son artistas, ellos saben.

Otro medio litro de chela llegó a mi mesa. Ya entonado la música cambió de tono. ¡A bailar!, como no: rocanrol, rocabili, surf. La noche cambió de ritmo, yo también. No paré de bailar. El alcohol en mis venas se evaporó junto con el estrés laboral y esas aflicciones modernas.

Pasaron horas, los pies y la garganta reclamaron. Detuve la fiesta un momento para descansar y chefrescarme.

A la pista de nuevo.

 

Como todo en la vida, el momento debía terminar. Así fue, pero sin antes, la poderosa cumbia, con ella los pasos de baila mi rey.

 

 

Quién lo diría, lo que al principio parecía una oscurifiesta, se convirtió en un esquizofrénico baile.

 

¡Así esta gran ciudad!

Vampiro energético.

Vampiro energético! Así me llamó Ella.

Dice que es alguien que roba energía. Me sentí agredido, triste, ésta sería una mancha más al tigre, seguro por mi ignorancia. No entendía qué era eso o quién era eso. Me imaginé con toda la parafernalia del vampiro de Bram Stoker, succionando el cuello de alguien, bebiendo su energía. Pero si eso era real ¿entonces dónde la tengo? Yo seguía sintiéndome de la chiganda, o sea, cansado. Sin más, llegando a mi casa lo guglié.

Encontré entradas como: “Cómo lidiar con vampiros energéticos: 10 pasos; Cómo reconocer a los vampiros psíquicos y energéticos; Vampiros energéticos: claves para identificarlos y protegerse; Vampiros energéticos o emocionales-Guerrero espiritual o la toma de poder”. Todas coinciden con lo que Ella me dijo. No lo creo. Yo sigo sin energía.

¡¿Habrá otro vampiro robándomela?! fr03 02 2016121355

En fin, lo que es real es que todos están en mi contra.

¡Vampiros a mí!

Bastante tengo con la neurosis de mi mujer, con su exagerada necesidad de atención. ¡Ah!, y con vigilar que todo esté bien.

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑