Vampiro energético! Así me llamó Ella.

Dice que es alguien que roba energía. Me sentí agredido, triste, ésta sería una mancha más al tigre, seguro por mi ignorancia. No entendía qué era eso o quién era eso. Me imaginé con toda la parafernalia del vampiro de Bram Stoker, succionando el cuello de alguien, bebiendo su energía. Pero si eso era real ¿entonces dónde la tengo? Yo seguía sintiéndome de la chiganda, o sea, cansado. Sin más, llegando a mi casa lo guglié.

Encontré entradas como: “Cómo lidiar con vampiros energéticos: 10 pasos; Cómo reconocer a los vampiros psíquicos y energéticos; Vampiros energéticos: claves para identificarlos y protegerse; Vampiros energéticos o emocionales-Guerrero espiritual o la toma de poder”. Todas coinciden con lo que Ella me dijo. No lo creo. Yo sigo sin energía.

¡¿Habrá otro vampiro robándomela?! fr03 02 2016121355

En fin, lo que es real es que todos están en mi contra.

¡Vampiros a mí!

Bastante tengo con la neurosis de mi mujer, con su exagerada necesidad de atención. ¡Ah!, y con vigilar que todo esté bien.

 

Anuncios