Esos que son motivo de mi deseo,

de mi desvelo.

 

Tal vez sepan a miel, seguro que sí. En tanto lo descubro, háblame con tus ojos, mientras te escurres en los míos.

Anuncios