Lucía… nunca es suficiente.

El blog de Sara Rico

image

Hoy he pensado en cómo los hombres me ven. Y me doy cuenta que cuando me ven no ven un corazón, no ven un ser humano. Nunca me han visto realmente. Sólo ven un rostro risueño, un cuerpo joven. Una compañía valiosa. No ven mis manos y piensan que escriben versos, no ven mi cabeza y piensan que dentro de ella hay una mente que crea. No ven mi pecho y piensan que hay un corazón que late dentro. Sólo piensan en  mi tacto, en mi sexo, en mi beso. Jamás les ha importado pisotear mi sentir como se pisotea una cucaracha. Y es que esa es la realidad, yo no soy de las que se pueden amar. Soy las de que se pueden gozar una noche y adiós. O soy de las que se pueden ilusionar nada más y adiós. O soy de las que quieren algo más serio…

Ver la entrada original 17 palabras más

Anuncios