Buscar

TRAVESÍA

¡Relatos del tiempo!

mes

abril 2018

Ulalumismo, Arreolalismo, Cocodrilismo y Pacheco

Ulalumismo: escuela poética cuya causísima directa —afirma Efraín Huerta— es Ulalume González de León. Para reafirmarlo Rubén Bonifaz Nuño con su nota y selección de poemas publicado en la colección Material de Lectura, editada por la UNAM.

La que sigue es una muestra, bueno, como dijo alguna vez mi abuela “para muestra un botón”:

Mujer nocturna

Leo en la oscuridad

tu cuerpo Braille

Me parece imposible

separar fondo y forma

Arreolalismo: justo en la víspera de los 100 años de nacimiento de Juan José Arreola y en el marco de Fiesta del Libro y la Rosa, 2018, se realizará una mesa donde participará su nieto Alonso Arreola para rendir homenaje al autor de Confabulario:

[…] “Las ventanillas están provistas de ingeniosos dispositivos que crean toda clase de ilusiones en el ánimo de los pasajeros”.

Se recomienda leer ese libro acompañado de la música del otro Arreola, Alonso, lleva por nombre de pila. De preferencia el EP Los CONTAGIOS de CRUENTO.

Cocodrilismo: Efraín Huerta en El Gallo Ilustrado desde la columna que escribió por varios años: “Libros y antilibros”. La antología que tengo va de 1975 a 1982 y fue compilada por su hija Raquel Huerta-Nava.

Imagino que es un domingo por la mañana y camino al puesto de periódico para comprar el suplemento, después regreso a mi casa, me siento en el sillón más cómodo, bebo un trago de café y leo cada artículo, uno al día.

¡Ojalá me de la vida!

Pacheco: Tarde o temprano, poemas 1958-2009.

12

Esta ciudad no tiene historia,

sólo martirologio.

El país del dolor,

la capital del sufrimiento,

el centro deshecho

del inmenso desastre interminable.

P. D. El sufijo ismo omitido en Pacheco no significa que olvidé o minimicé la tendencia artística de este importante escritor mexicano. Lo hice para que tú, quien lee, termine ese juego de palabras.

Ciudad Monstruo, abril 19, 2018

vhugopedraza@gmail.com

@victorhugo202

FB: Víctor Hugo Pedraza

Anuncios

Cuando los instantes…

Pero los párpados se llenan de sueño,

pretenden cerrar toda conciencia

                e indicio coherente

de cualquier realidad matizada por el tiempo.

Se confabulan con la noche,

con algunos espasmos del pasado.

Despiertan pretensiones

               irreales,

                        frías,

                             desarrapadas.

Son vicios alucinados e irreverentes

como las voces apagadas

          que deambulan entre las entrañas

              de las calles muertas que viven

en ésta, la nuestra,

                 monstruosa ciudad.

Ciudad Monstruo, abril 16, 2018

vhugopedraza@gmail.com

@victorhugo202

FB: Víctor Hugo Pedraza

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑