El intercambio epistolar -ya en desuso, bueno, casi- se vuelve esencial, sobre todo si el destinatario no es una persona. Esto puede sonar a historia sacada del manicomio. ¿Cómo escribirle una carta al ente designado memoria? o memorias, en este caso. ¿Es posible tenerlas?

Pues acá un ejemplo de ese ejercicio:

Ciudad Monstruo, julio 16, 2018

vhugopedraza@gmail.com

@victorhugo202

FB: Víctor Hugo Pedraza

Anuncios