Buscar

TRAVESÍA

¡Relatos del tiempo!

Categoría

Sin categoría

EL CHANEQUE DEL JARDÍN HIDALGO

Cuando escribo lo que escribo

(LEYENDA URBANA DE COLIMA)

“No te quedes tarde en el jardín,

el chaneque ya va a salir.

No te acerques tanto al árbol,

no le pises la raíz.

También viene el señor de cartón,

es muy gordo y bigotón.

Cae el sol, es mejor irse,

al chaneque le gusta divertirse.

No te quedes solo en el jardín,

el chaneque viene por ti”.

-Canción entonada por niños en una primaria de Colima-

***

—¡¡¡MIRA EL ÁRBOL!!! ¡¡Muy bonito y muy grandote!! ¡¡Mira, mami!!

La pequeña grita a todo pulmón mientras corre alrededor del enorme árbol. El tronco es tan robusto como una casa y tan alto como un edificio. La sonrisa de la niña es igual de inmensa. Toca la corteza con una manita regordeta e ingenua. Su madre está a unos metros de distancia, pero no la escucha ni voltea a verla. La niña se aleja para explorar.

Sentada en…

Ver la entrada original 656 palabras más

Anuncios

“Grabando Pueblos en la Memoria”

Reporte del segundo día de huelga de hambre de presos libertarios (((AUDIO))) — noticiasdeabajoml

Tras cumplirse dos días de iniciada la huelga de hambre de los presos libertarios, tenemos la siguiente información. Luis Fernando Sotelo (reclusorio sur), se encuentra bien de salud. Lo visitó el director del penal, para preguntarle sus demandas, a lo que el compañero dijo que no era ninguna, que sólo era reivindicativa y un acto […]

a través de Reporte del segundo día de huelga de hambre de presos libertarios (((AUDIO))) — noticiasdeabajoml

Autodidactas

Jacintario

Fotograma de una de las famosas escenas filmadas a luz de vela. Barry Lindon (1975) de Stanley Kubrick.Fotograma de una de las escenas filmadas a luz de vela, película Barry Lyndon (1975) de Stanley Kubrick.

Hace unos días me sorprendí al darme cuenta de que el cineasta alemán Werner Herzog es autodidacta, es decir, alguien que se formó y estudió por cuenta propia. Lo admite con franqueza en la lección inicial de un curso sobre cine que imparte en internet. Herzog vio su primera película a los 11 años. Dice que ni siquiera supo que existía el cine hasta ese momento. Cuando llegó a los 17 estaba claro de que quería ser cineasta y a los 19 ya estaba tocando puertas, buscando financiamiento para hacer su primer proyecto serio.

Ver la entrada original 922 palabras más

Pensamientos de Lucía

Lucía… nunca es suficiente.

El blog de Sara Rico

image

Hoy he pensado en cómo los hombres me ven. Y me doy cuenta que cuando me ven no ven un corazón, no ven un ser humano. Nunca me han visto realmente. Sólo ven un rostro risueño, un cuerpo joven. Una compañía valiosa. No ven mis manos y piensan que escriben versos, no ven mi cabeza y piensan que dentro de ella hay una mente que crea. No ven mi pecho y piensan que hay un corazón que late dentro. Sólo piensan en  mi tacto, en mi sexo, en mi beso. Jamás les ha importado pisotear mi sentir como se pisotea una cucaracha. Y es que esa es la realidad, yo no soy de las que se pueden amar. Soy las de que se pueden gozar una noche y adiós. O soy de las que se pueden ilusionar nada más y adiós. O soy de las que quieren algo más serio…

Ver la entrada original 17 palabras más

SUEÑA

Ahora mis sueños

tienen forma,

significan,

se atesoran.

Crecen con el andar junto a ti,

cerca de la noche,

lejos de la vorágine egoísta

clavada en el silencio.

 

Tal vez la noche sea eterna,

seguro placentera.

Sino es así,

la convertiré para ti.

será única,

nunca antes el universo

había conjurado un sentimiento así,

será la primera vez,

nuestra primera vez.

 

Después,                                                                  FR_20160721_123107_-1469616722

no sé qué pasará después,

no me preocupa.

Hoy la noche cuenta otra historia,

detrás deja los murmullos de un tal vez,

de una mentira,

deja lo que no existe:

El pasado.

 

Así duermo:

colgado de toda tú.

 

Cierra los ojos,

siente cómo respiro cerca de tu pecho,

cerquita de tu corazón.

 

 

¡Sueña,

sueña junto a mí!

CUANDO TERMINA EL DÍA

Termina el día

con todas sus historias,

con el sinfín de pensamientos,

de corrugadas

y obscenas voces.

Se esfuma entre los mudos

episodios lacónicos

de vidas huecas,

otras vacías,

sin duda espesas.

Cada una de ellas

con una esperanza:

despertar mañana,

recorrer de nuevo

viejas andanzas,

efímeros amores,

insomnios despejados

o renovados atardeceres.

Todas estas vidas

clavadas en sueños muertos,

junto a secos amores

como las rosas perdidas

entre las hojas de un libro viejo.

Entre pupilas agolpadas,

llenas de sangre.

 

En cambio,

mi día termina

con la fortaleza y sensualidad de tu voz,

con tu sonrisa dibujada en mi memoria,

sí con una esperanza,

no la de despertar.

En su lugar

la de seguir soñando…

soñándote.

Mi día termina

contigo del otro lado,

junto al tiempo que no pasa,

el que sin movimiento

desprende del universo

un momento para escucharte,

para pensarte,

para descubrirnos

en el susurro de una historia

que se escribe de a poco,

se diluye en tus labios,

para convertirse en tinta

que se vacía en los versos

de un poeta

que termina el día

colgado de tu voz.

Viviendo para escuchar,

para significar

el cosmos que habita en sus entrañas.

 

Ahora sé

que ese signo es tu nombre,

que son tus labios,

que son tus ojos…

que eres tú.

 

Mi día termina

con estas palabras,

con esta emoción derritiéndose en mis entrañas.

 

Termina entonces

con tu nombre en mis labios

y mis sueños contigo.

 

 

¡Entonces termina!

TU TIEMPO SE METIÓ EN EL MI TIEMPO

Con los ojos cerrados

miro dentro,

en el centro,

mi núcleo.

Descubro en él palpitaciones distintas,

hojas sueltas,

colgadas de la catatónica esfera

destinada al conjunto iluso

que la realidad significa:

Tiempo.

El mío

camina al revés,

Es otro,

más libre,

tranquilo,

poderoso.

Este es mi tiempo,

atento está

para escuchar del silencio.

Lleva un movimiento diferente,

pero anda,

encuentra geometrías sagradas,

segundos perennes esculpidos por la insaciable

voracidad moderna.

 

Este tiempo,

tu tiempo,

se clava en lo profundo de mi memoria,

en el estrecho oscilar de mis pupilas,

junto a las voces convexas que mi alma vomita.

El cuento que se convirtió en novela — JACINTARIO | Blog oficial de Jacinta Escudos

El 3 de mayo de 2013, es decir hoy hace exactamente tres años, estaba acostada en el sofá de mi casa pensando cuál debería ser mi siguiente proyecto de escritura. Meses antes había dado por terminada mi novela El asesino melancólico y después de una pausa me pareció que era hora de empezar con otro […]

a través de El cuento que se convirtió en novela — JACINTARIO | Blog oficial de Jacinta Escudos

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑